Adhesivos

Hasta la aparición de la industria química se han utilizado gran número de adhesivos de origen orgánico, resinas, gelatina, cola de conejo, ajo, etc. que aún hoy se utilizan en restauración.
Nosotros nos centraremos en los más apropiados para la madera, tanto tradicionales como sintéticos, en función de su resistencia, duración, elasticidad y reversibilidad.

COLAS NATURALES

Se conocen también con los nombres de cola fuerte, cola de carpintero o cola animal; es el adhesivo por excelencia para la madera y es el utilizado en todos los muebles hasta el siglo XX.
Se trata de una proteína extraída por cocción de pieles y cartílagos de animales; se utiliza en caliente y tiene una extraordinaria duración y resistencia así como una gran elasticidad que se adapta a los movimientos de la madera. Es soluble en agua, lo que la hace muy reversible, pero la característica que proporciona su mayor ventaja es que se regenera, es decir, una vez seca, aplicando de nuevo humedad y calor, se vuelve a fundir, conservando su capacidad adhesiva.

Preparacion

Se comercializa en gránulos de distintos grosores.
Se hidratan los gránulos con agua fría, cubriéndolos hasta sobrepasar tres centímetros y se espera hasta que adquieran la consistencia de una gelatina firme.
Una vez hidratada, se funde al baño maría sin que nunca llegue a cocer; una vez líquida se puede almacenar, fundiéndola y utilizándola en caliente cada vez que se necesite.

COLAS SINTETICAS

Cola Blanca o cola de madera  (acetato de polivinilo)

Es el adhesivo para madera más conocido y utilizado actualmente. Se trata de un adhesivo sintético muy resistente y elástico de gran calidad, soluble en agua y reversible.
Se comercializa envasado con diferentes nombres comerciales y existen variedades de secado rápido. Sus restos antiguos y secos se eliminan fácilmente con agua, con acetona o con alcohol de 96º.

Cola de contacto

Es un adhesivo sintético soluble en disolvente, que una vez seco sólo puede eliminarse mediante limpiezas abrasivas, lo que lo hace nada recomendable para piezas antiguas. Su ventaja es la rapidez de secado con poco tiempo de presión, pero su calidad y duración es sensiblemente inferior a los dos anteriores. Se comercializa bajo varios nombres comerciales y debe utilizarse en lugares bien ventilados ya que sus vapores son tóxicos.

Resinas Epoxidicas

Son adhesivos de dos componentes que fraguan al mezclarlos a partes iguales. Son muy elásticos, absorben vibraciones, rellenan huecos y resultan de una dureza extraordinaria. Mientras está fresco se elimina con acetona o limpiadores específicos, pero una vez que ha fraguado sólo se elimina cortando, lijando o por cocción a grandes temperaturas; no son reversibles.

Son idóneos para recuperar zonas y piezas originales muy deterioradas que, de otra forma, deberían ser sustituidas. Existen variedades comerciales con carga de diversos materiales (madera, metal, porcelana, etc.), en forma de pasta o de barras con textura de plastilina, que una vez secos se pueden lijar y taladrar.

Cianocrilato

Es un adhesivo que seca con gran rapidez en contacto con el aire, poco elástico, no reversible y cuya única ventaja es su secado en segundos. En fresco se limpia con acetona o limpiadores específicos; una vez seco sólo se puede eliminar por métodos abrasivos. Se comercializa líquido y en gel y su manipulación debe ser cuidadosa ya que se adhiere a la piel con gran facilidad.

ESCUELA TRINEL

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .